8.000 CASOS DE ANISAKIS ANUALES EN ESPAÑA CON EL CONSUMO DE BOQUERONES EN VINAGRE

 
 

Benidorm, a 16 de mayo de 2017
 

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Aberdeen han realizado un estudio sobre la anisakiasis en España.
 

Se trata de una enfermedad principalmente gastrointestinal causada por una parasitación por larvas del género Anisakis a través del consumo de pescado crudo o poco cocinado parasitado.
 

Los resultados revelan que aproximadamente ocurren en este país un total de 8.000 casos de anisakiasis al año debido al consumo de boquerones frescos en vinagre.
 
La infección por Anisakis puede causar una enfermedad de sintomatología leve o grave, requiriendo en ocasiones hospitalización. La incidencia de la enfermedad en España es desconocida, y en general, se considera una enfermedad infra-diagnosticada e infradeclarada.
 
Por ello, se diseñó un estudio pionero en mercados, desembarcos pesqueros y hábitos de consumo del boquerón para estimar la probabilidad de enfermar de anisakiasis en España debido al consumo en el hogar de boquerones en vinagre frescos, no pre-congelados y determinar la incidencia de esta enfermedad en la población española.
 
Los resultados revelan que en España de cada 10.500 menús de boquerón en vinagre hay un caso de anisakiasis, lo que representaría aproximadamente 8.000 casos de anisakiasis/año asociados al consumo de este producto, siendo las comunidades autónomas de Andalucía, Madrid, Cantabria y País Vasco las que presentan la mayor incidencia.
 
Los científicos recomiendan seguir trabajando e investigando en métodos para  prevenir la enfermedad a través de tres vías.
 
En primer lugar, potenciando las tecnologías que reduzcan el Anisakis en el ecosistema como, por ejemplo, evitando la reinfestación de larvas vivas en el medio marino por los procesos de evisceración a bordo.
 
En segundo lugar, mejorando el control del parásito a lo largo de la cadena de valor del pescado con los protocolos y tecnologías para la detección del Anisakis en los productos pesqueros. También manteniendo la cadena de frío y la evisceración temprana de los boquerones para prevenir la migración del Anisakis de la víscera al músculo.
 
Finalmente, mediante campañas de educación que conciencien de la necesidad de congelar el pescado que vaya a ser consumido crudo, marinado o ligeramente cocinado. Según el Real Decreto 1420/2006, en España esta medida es obligatoria en los establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o a colectividades.
 
Fuente: https://www.nature.com/articles/srep43699