LAS PISCINAS PÚBLICAS CONTIENEN ABUNDANTE CANTIDAD DE ORINA DE LOS BAÑISTAS.

 
 
Benidorm, a 26 de mayo de 2017
 
A pesar de las advertencias, muchos bañistas orinan cuando están chapoteando en la piscina. Se trata de una actitud deplorable en términos de urbanidad pero también de higiene y la salud. 
 
Los estudios han demostrado que los compuestos orgánicos contenidos en la orina reaccionan con cloro para formar sustancias volátiles (vapores) e irritantes. Esta situación es posiblemente nociva para la salud de los bañistas, sobre todo en las vías respiratorias.
 
Un equipo de investigación canadiense de la Universidad de Alberta ha ensayado con un nuevo marcador de orina para mejorar el control de calidad de agua, llamado acesulfamo potásico (Ace K). Es potente edulcorante (E 950), que tiene la particularidad de ser eliminado en un 99% a través de la orina. 
 
Los investigadores han desarrollado un método de análisis de este compuesto, que se analizó en muestras de agua tomadas de numerosas piscinas y jacuzzis. En total, los investigadores recogieron muestras de 21 piscinas y ocho bañeras, 12 instalaciones recreativas, tres hoteles y una piscina privada durante un período de tres semanas y en dos ciudades diferentes.
 
La primera observación que han encontrado es que las concentraciones de Ace K son hasta 570 veces mayores en el agua del baño que en agua de aporte. Esta cuestión se hace mas importante en los vasos de agua climatizados.
 
Después de tres semanas, han estudiado la situación en dos piscinas públicas, una de 416.000 litros y otra e 830.000 litros.
 
Las concentraciones de Ace K indican que la cantidad constante media de orina es de 30 litros en el primer caso y de 75 litros en el segundo. Son importantes cantidades, incluso diluidas en el agua.
 
El nivel de orina hallado en los jacuzzis triplicaba el encontrado en las piscinas.
 
Los investigadores ha puntualizado que aunque la orina es una sustancia estéril y no es nociva para la salud, algunos de sus compuestos (urea, amoníaco y creatinina) pueden reaccionar con el cloro y los desinfectantes de la piscina llegando a provocar irritación de ojos o problemas respiratorios.
 
Los autores explican que "este estudio es útil para los futuros trabajos sobre la responsabilidad de los bañistas en la formación de compuestos tóxicos en las piscinas y el estudio de los efectos adversos para la salud asistencia de estas áreas recreativas ".
 
En una encuesta anónima, realizada por el diario The Guardian, el 19% de los adultos admitió haber orinado en una piscina al menos una vez, y que nadadores profesionales habían confesado estar entre quienes más lo hacen.
 
Fuente: https://es.scribd.com/document/340808972/Estudio-del-volumen-de-orina-en-las-piscinas#from_embed