MÁS DE 100 INTOXICADOS POR HISTAMINA AL CONSUMIR ATUN PROCEDENTE DE ALMERIA

 
 
Benidorm, a 10 de mayo de 2017
 
Desde el pasado 6 de mayo, hasta el momento la Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición  ha  tenido conocimiento por parte de las Autoridades competentes nacionales a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI),   como  de la Unión Europea  de  la existencia  de 105  afectados por  una intoxicación alimentaria por histamina, tras el consumo de atún (Thunnus albacares) comprado en estado fresco.
 
Esta situación ha provocado que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad (AECOSAN) alertase de la existencia de este lote no apto, tras confirmar la presencia de estos enfermos de intoxicación por histamina.
 
La histamina es una sustancia que crea el cuerpo de forma natural y está presente en las reacciones inflamatorias. La presencia de las histaminas en los alimentos se relaciona con una mala higiene en la manipulación de los alimentos y, sobre todo, con una mala conservación del pescado, habitualmente una elevada temperatura durante periodos de tiempo prolongado.
 
Al ser termorresistente, la histamina no se elimina con la cocción ni el congelado.
 
La Unión Europea establece un límite (100 -200 mg/kg) de histamina en el pescado y en sus derivados y obliga a mantener los productos de la pesca a temperaturas cercanas a 0ºC durante toda la cadena alimentaria para evitar la formación de histamina.
 
 
La Dirección General de Salud Pública indica que el lote de atún fresco pesaba 13.949 kilos y que «se había detectado la histamina por no haberse conservado a la temperatura adecuada».
 
Al parecer, procede de una partida de congelado, posteriormente descongelado, que se vende por piezas completas (lomos, cola...) y que son envasadas al vacío.
 
Los casos se han producido con atún comprado en estado fresco en diferentes establecimientos incluyendo pescaderías, y consumido tanto en domicilios particulares como en un restaurante.
 
La intoxicación alimentaria (histaminosis) cursa con cuadros leves caracterizados por picor de garganta, rubor y sudor facial, nausea y vómitos, cefaleas y eritema cutáneo. Su evolución suele ser favorable, tras tratamiento médico con antihistamínicos y corticoides.
 
Según los datos de AECOSAN, todo el atún ha sido comercializado por la empresa almeriense Garciden con domicilio en Vera (Almería). En concreto, se trata del lote envasado al vacío número 170419003251. Esta partida fue vendida por la empresa entre los días 25 de abril y 5 de mayo con una fecha de caducidad de 10 días a partir de la fecha de venta, por lo que en la actualidad puede seguir siendo comercializándose.
 
El atún se ha distribuido en las Comunidades Autónomas de  Murcia, Valencia, Aragón, Andalucía, Castilla y León, País Vasco, Madrid y Cataluña  y a nivel europeo en Alemania, Italia y Portugal.
 
Fuentes:
http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/amplia...